La cuarta revolución industrial

Pensar que el hecho de que robots hagan trabajos operativos y manuales puede ser una desventaja laboral, es un error frecuente en las empresas. La cuarta revolución industrial es una era con muchas oportunidades para las empresas que estén listo para implementarlas.

Un estudio de McKinsey estima que para 2030, la inversión en tecnología podría crear hasta 50 millones de empleos en el mundo que contribuirán a mejorar la productividad tanto de los colaboradores como de las empresas.

La era de la cuarta revolución industrial pretende que las máquinas y los humanos trabajen en conjunto para el beneficio de las empresas creando una nueva forma de hacer negocios, y es que, si se entregan las tareas repetitivas y operativas a los robots, las empresas podrán concentrarse en las tareas más complejas que requieren de mayor estrategia.

Implementar la automatización con RPA trae muchos beneficios para las empresas, tanto en la cultura organizacional como en el rendimiento y mejora continua de los procesos, porque reducen tiempo y costos. Además brinda la facilidad de despliegue, así como con la velocidad y agilidad que le transmite a las empresas.

En conclusión,  la cuarta revolución industrial es un aliado para las empresas que buscan innovar y asimilar los desafíos que las enfrentan por los cambios que trae la transformación digital y la agilidad que exige ese cambio de reinventarse.

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit

Hemos crecido junto con una sociedad, una economía y unas nuevas tecnologías en constante evolución, aunque hemos mantenido nuestra cultura empresarial y el espíritu audaz de nuestros comienzos. Hoy estamos preparados para escribir un nuevo capítulo en nuestra historia.

Hemos entrado en una nueva fase, en la post-transformación digital.

Un tiempo en el que las necesidades y los usos se reinventan sin parar.

Necesitábamos afianzar esta nueva realidad del Grupo y al mismo tiempo pasar una nueva página.

El 1 de octubre de 2020, Gfi cambia de nombre.

Inetum. Positive digital flow